Beneficios del parqués

El parqués es un juego de mesa de origen colombiano, pero con raíces en España donde se conoce como “Parchís” y que a su vez se derivó del antiguo “Pachisi”, de la India. Etimológicamente viene de la palabra “Parkase” y es considerado el juego nacional de la India. También se conoce como “Pacis”, palabra que significa “veinticinco”, número más grande que podía ser tirado con los dados de la época, cuando se dio origen a esta lúdica por allá en el siglo IV a.c. de acuerdo con los estudios realizados frente al tema, aunque mucho se discute con relación a que este origen está perdido en el tiempo.

Para la época, 17 siglos atrás, lejos estaban los creadores de lo que también se llama “Ludo” en varios países de América Latina, de que, aparte de un simple juego y/o distracción, el parqués se convertiría en una de las terapias mentales más efectivas en la actualidad.

Por muchos años, en Estados Unidos, los juegos de mesa han sido uno de los pasatiempos más populares. Entre los siglos XVIII y XIX, este tipo de recreación se convirtió en obsequio especial de padres a hijos, más por su valor educativo pero, a partir de la segunda guerra mundial, cuando hubo un repunte importante de la economía, la gente pudo comprarlos con mayor facilidad. Entonces se inventaron juegos de niños para aumentar habilidades en lectura, matemáticas y pruebas motoras y, otros, para fortalecer aptitudes y para resolución de problemas y conflictos. En la actualidad existen juegos para todas y cada una de las edades e intereses.

A lo largo de la historia los juegos de mesa, incluido el parqués, se han practicado por entretenimiento, pero, en el trasfondo de esta lúdica, especialistas en temas sicopedagógicos han encontrado grandes virtudes dado que se ha confirmado que no sólo permiten agilizar la mente, sino que, quienes lo practican desde temprana edad, previenen enfermedades como el Parkinson y/o el Alzheimer.

El parqués, como los demás juegos de mesa que incluyen el desafío de hacer pensar y generar estrategias para lograr el objetivo de ganar, mantiene la mente activa y aumenta la capacidad de aprender. “Se aprende a seguir y a respetar reglas y aumenta habilidades para comunicarse con los demás y ayuda a conocer los rasgos propios del carácter”, aseguran los estudiosos de temas lúdicos. Afirman, además, que en el caso concreto del parqués, lanzar los dados coadyuva a la destreza en matemáticas.

Si deseas saber qué tan competitivo eres, si tienes paciencia, si se es diplomático y te comunicas de manera acertada, basta con practicar juegos de mesa y verás todo lo que puedes descubrir.

Photo by Vlada Karpovich on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s