Creatividad en adolescentes

Para que la creatividad pueda llegar a buen puerto es necesario abrirse al encuentro con uno mismo y con los otros. La generación de oportunidades requiere pensamiento creativo. La creación de nuevos valores exige nuevos conceptos. Las oportunidades sólo “caen del cielo” si alguien se lanza a buscarlas. Las ideas generadoras de oportunidades no se encuentran en todas partes, esperando a que alguien las encuentre. Esas ideas deben ser producidas.

Una manera de lograr una buena idea es generar muchas ideas. Producir ideas que sean al mismo tiempo novedosas y valiosas es algo más que hacer un brainstorming (El «brainstorming» es un método práctico y eficaz para abrir la mente y liberar el potencial creativo de cada persona. Es una técnica para generar ideas en forma grupal con la animación de un moderador o facilitador — aunque también se puede aplicar de manera individual). Es un trabajo que requiere tiempo, constancia y práctica; mucha práctica. La responsabilidad que nos incumbe conlleva nutrir y alimentar a nuestra mente para lograr resultados originales y novedosos porque si permanecemos en la rutina y dejamos que las cosas se metan allí naturalmente, nunca vamos a acumular la base de datos tan variada y amplia que necesitamos para tener nuevas ideas.

Al momento de «trabajar» con tus habilidades creativas, debes permitirte expresar tus ideas de manera espontánea y, después de un período, cuando la frecuencia de ideas comience a decaer es el momento adecuado para introducir una técnica de estimulación de la creatividad.

  1. Establece mini metas. Corta tu desafío creativo en bloques o etapas para que puedas avanzar con un sentido mayor de satisfacción y éxito hacia tu reto principal.
  2. Genera un estado de atención relajada. Esto es ideal para no paralizar tu proceso creativo. En vez de pensar todo el día en una idea, desplázate hacia un costado y ponte a hacer otra cosa. Tu mente seguirá trabajando y se encargará que la idea fluya.
  3. Manos a la obra. Todos, absolutamente todos, nos hemos enamorado de algún proyecto o idea de nuestra autoría. Le damos vueltas y vueltas, estiramos los plazos y siempre pensamos que se puede mejorar. Todo esto está muy bien, pero, déjame decirte que debemos saber aplicar el freno y avanzar hacia terrenos concretos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s