Escuchar antes de hablar

Si bien nuestros oídos tienen una importancia fundamental, en realidad no sabemos escuchar bien. Gran parte del tiempo lo pasamos escuchando a profesores, conferencistas, la televisión, además de la radio y otros aparatos electrónicos.Todo esto nos acostumbra a tener una actitud pasiva hacen información sonora y verbal que proviene de esas fuentes. Y si no hay intercambio realmente no hay comunicación.


Cuando mantenemos un intercambio verbal con quien está exponiendo, es cómo mantener un ritmo ideal con la lectura, sus pausas y retrocesos además de los avances. Para comprender mejor la información sonora y verbal es conveniente interrumpir al expositor para hacerle preguntas o también para discutir con él un punto determinado. El intercambio verbal activo, es un notable medio para transmitir las ideas y agudizar la mente ejerciendo un control sobre la atención.
En los intercambios verbales que tenemos cada día no faltan las oportunidades de hacerlo más ricos y activos en vez de aburridos con gran pasividad.

Cuando te encuentras psicológicamente destruido, y alguien te escucha sin emitir juicio alguno, sin tratar de tomar responsabilidad por nuestros actos, sin querer moldearnos, realmente te sientes maravillosamente bien. En esas ocasiones se reduce la tensión, surgen a la superficie sentimiento de temor, de culpa, de desesperación además de las confusiones que acompañaron a la experiencia.
Cuando te escuchan y oyen, percibes el mundo de otra manera, y te sientes con fuerzas para seguir adelante. Cuando nos escuchan los sentimientos que nos atemorizaron, se vuelven soportables. Cuando alguien nos escucha los sentimientos aterradores que no tenía solución, entonces la tiene. Sentimos un profundo agradecimiento cuando una persona nos escucha en forma enfática, sensible y concentrada.


Entonces, escucha tú también, escucha a tu interlocutor, sin juzgar, poniendo tu atención en sus palabras. Sin juzgarlo, sin omitir opiniones sobre él o sus acciones. Para algunas personas, hablar será algo que les gusta hacer y esto será compensado por su capacidad para escuchar. Si alguien siempre habla y no escucha, que van a ser percibido de una manera determinada por otros. Esto podría significar que otras personas admiran su capacidad de comunicación, y también podría significar que otras personas los ven como siendo egocéntrico.

No hay mejor regalo que el escuchar y ser atento frente a los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s