Los buenos modales

Los buenos modales son algo importante que se debe tener, ya que demuestran que eres cortés hacia los demás. Si tienes una buena etiqueta social, esto puede servirte para desarrollar mejores relaciones y hacer que sea más placentero estar en tu presencia. En caso de que vayas a comer con otras personas, ten cuidado de usar los buenos modales al comer para mostrar que eres respetuoso. Asimismo, debes mantener la etiqueta cuando estés en línea de forma que no ofendas ni compartas demasiada información con los demás.

Tener buenos modales no es solo sentarse bien en la mesa, o comer de manera educada. También consiste en tener consideración con las demás personas, tratarlas con respeto, agradecer los buenos gestos,… y todo esto, está desapareciendo de una forma alarmante.

Esta falta de buenos modales y de cortesía, aunque no lo pueda parecer, nos produce más estrés del que ya podamos sufrir con el día a día. Y no nos permite relacionarnos con el resto del mundo, con la armonía que sería recomendable. En definitiva, provoca un malestar social bastante importante. Por si todo esto fuera poco; algunos estudios han demostrado que una falta de cortesía con un compañero, por ejemplo en el trabajo, reduce la productividad de ese empleado durante un buen rato.

Independientemente de cómo actúen los demás, mantén tú tus propios buenos modales. Que la conducta de los demás, no determine la tuya. Da los buenos días o contesta a quien los da, pide disculpas si lo crees necesario, pide las cosas por favor, etc. No suponen un gran esfuerzo y te vas a sentir mejor contigo y con el mundo.

Si tratas con respeto y educación a los demás, es más probable que ellos hagan lo mismo contigo. Resultarás una persona más atractiva. No me refiero a un atractivo físico, me refiero a que, a todos nos resulta más agradable relacionarnos con una persona que sea educada, que con otra que no lo sea. Harás sentir bien a los demás. Cuando tratas a la gente con el respeto que se merecen, no sólo te sentirás bien tú, sino que harás que las personas con las que te relacionas, también se sientan bien.

En general, si todos usáramos los buenos modales que sin duda conocemos, podríamos relacionarnos con mayor facilidad y con más bienestar para todos. Y, no cuesta nada. Un “por favor”, un “gracias”, o un “disculpa”, acompañados de una sonrisa, a ti no te supone ningún esfuerzo, y a la otra persona le haces más agradable el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s