Enseñar a superar los obstáculos

La vida está llena de obstáculos, que nos hacen aprender y avanzar. Aunque lo intentemos no podemos evitar los obstáculos y tampoco podemos evitárselos a los niños. Será la capacidad de superar los obstáculos lo que nos lleve a obtener el éxito y a lograr nuestras metas. Así por ejemplo un niño que aprenda de pequeño a superar sus obstáculos, será capaz de enfrentarse a diferentes situaciones de su vida de adulto, buscando una solución alternativa, como por ejemplo ante la pérdida de un trabajo o una ruptura de pareja. La superación de obstáculos y la capacidad de enfrentarse a la adversidad es muy importante, y va a ser una de las claves de su felicidad.

Una de las tareas más complicadas de la paternidad y la maternidad es la de dejar que se enfrenten a obstáculos. De una manera lógica y natural tendemos a protegerles y evitarles los contratiempos. Y en este afán olvidamos que si nosotros aprendimos el camino fue gracias a los obstáculos. El desarrollo es un camino lleno de experiencias, algunas positivas y otras negativas pero todas ellas conllevan a la maduración y el aprendizaje. No podemos pretender un desarrollo pleno, sin obstáculos.

Como adultos sabemos que los obstáculos pueden resultar dolorosos y también frustrantes, pero también debemos tener en cuenta que se pueden superar y que cada vez que superarnos un obstáculo crece nuestra confianza, autoestima y capacidad. Si renunciásemos a montar en bici cada vez que caemos al aprender, nunca podríamos aprender. Cuando un niño se enfrenta a un obstáculo y lo supera ocurre lo siguiente:

  1. Toda la frustración se transforma en un plácido gozo. El gozo de haberlo logrado.
  2. La confianza aumenta porque se ve capaz.
  3. Pierde el miedo a obstáculos futuros, porque sabe que se pueden superar.
  4. Desarrolla estrategias para una visión completa del problema en busca de soluciones.
  5. El malestar que provocan los obstáculos se ve reducido.

Como enseñar a superar los obstaculos:

  1. No dramatices los obstáculos con los que se encuentren. Ellos te toman a ti como referencia para hacer atribuciones de lo negativo o positivo de la situación. Si tú les muestras que la situación aunque negativa tiene solución ellos adoptaran la misma actitud.
  2. Aconséjales, enséñales diferentes alternativas, y guíales si hace falta, pero deja que ellos se enfrenten al obstáculo. Se trata de acompañarles pero no de evitarles el obstáculo.
  3. Aunque tengas miedo, no les transmitas tu miedo. Hazles ver que crees en ellos y que si fallan estarás allí para ayudarles de nuevo.
  4. Háblales de tus obstáculos y de cómo los superaste. A menudo les ocultamos esa información a los niños. Se trata de hacerles ver que todos nos encontramos a veces con obstáculos, pero que podemos superarlos.
  5. Deja que expresen sus emocione negativas ante el obstáculo, la frustración, el enfado, etc. No les reprimas, pero motívales, animales a seguir adelante, a intentarlo por otra vía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s