Pautas de crianza en Italia

Criar a un niño tiene variaciones geográficas. En 2009, un estudio realizado por un grupo internacional de académicos analizó los rasgos que los padres en diferentes países querían que sus hijos tuvieran. Los italianos preferían que sus hijos fueran ecuánimes, equilibrados y «simpáticos”, esto tambien se presenta en la poca tecnología que se les inculca desde pequeños, suelen ser mas independientes de la tecnología que en otros países. En algunas casas donde los padres tienen exceso de trabajo los niños terminan pasando mucho tiempo expuestos a la televisión y los celulares. Y estos espacios digitales también requieren de supervisión. La clave de la crianza en Italia es saber hasta qué punto supervisar a nuestros hijos, y saber en que tienen que estar atentos.

Las madres y los padres en Italia en general, son muy aprensivos, están super atentos a los niños y a todo lo que tiene que ver con su formación, al menos en los primeros años de vida. Ademas de ser muy estructurados, respetan la tradición de modo casi obsesivo. El italiano, por naturaleza es muy puntilloso, exigente y polemico, por lo que todo siempre es mucho mas complicado de lo que debería ser y si no lo es, siempre se encuentra el modo de complicarlo y esto tambien se transmite en la educación de los niños. Los niños van a la escuela en turnos de media jornada (hasta medio dia) o de jornada completa (8 horas), en este ultimo caso almuerzan en la misma estructura y de este modo, facilitan la vida familiar, pues en general las empresas tienen turnos de 8 horas y asi es posible organizarse, o al menos asi debería ser. Cuando los niños hacen el turno completo, por lo general no llevan tareas a la casa, las realizan directamente en la escuela. Muchos padres, prefieren que sus hijos no consuman nada en la escuela o fuera de casa, son sumamente desconfiados y despues de todo, nada sera igual que lo que se prepara en casa o como lo hace la mamma.

Los buenos modales y la cortesia, en general son una cosa sobre la que se hace muchísimo hincapie con los niños, al menos cuando estén fuera de casa o en ambientes públicos y es normal escuchar sermones referentes al tema en todo momento. Las clases en las escuelas son mixtas, incluyendo ambos sexos, extranjeros y personas con capacidades especiales, que en general cuentan con un maestro de sostén. Esto tiene mucho de positivo en la mayoría de los casos, pues los niños aprenden a convivir con la diversidad. Los niños hijos de extranjeros, aun nacidos en Italia, siempre tienen la ciudadanía de sus padres y aunque desde hace varios años se esta tratando y discutiendo la ley de Ius Soli, para el reconocimiento de la ciudadanía italiana a quienes han nacido, crecido y estudiado en Italia, al momento no ha sido nunca aprobada y existe mucha rivalidad sobre este tema, por lo que habrá que esperar mucho todavia. No obstante, los niños que han pasado su vida en Italia, al llegar a la edad de 18 años, pueden solicitar la ciudadanía italiana por adopción.

En los pueblos, como es natural, la educación y las costumbres, son diferentes que en las ciudades, lo que ayuda o en algunos casos dificulta, la integración de los extranjeros al resto de la comunidad. No obstante, el buen dominio de la lengua italiana y el respeto de las costumbres y tradiciones locales, es siempre un punto a favor para la mejor aceptación de quienes llegan desde el exterior.

Las familias italianas en general, tienen pocos hijos, los hijos únicos son mayoría y en muchos casos pasan muchas horas de la jornada en compañía de sus abuelos u otros parientes, que se hacen cargo de los mismos, en los horarios en que los padres están trabajando. Esto repercute mucho en la educación y comportamiento  de los pequeños y en algunos casos crea no pocos problemas para relacionarse con los niños extranjeros, que vienen de familias numerosas o de costumbres muy diferentes. Los padres italianos en general, tratan de que a sus hijos no les falte nada, al menos en lo material y como decía, son en mayoría hijos únicos, por lo que muchas veces resultan viciados y habituados a que siempre hay alguien mayor que responde por ellos en cualquier situación.

Photo by Sarah Acconcia on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s