Pautas de crianza en Sudáfrica

Sudáfrica ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño en junio de 1995. Un año después, el gobierno sudafricano especificó los derechos de los niños en la Declaración de Derechos de la Constitución, sección 28: «todo niño tiene derecho a una nutrición básica, refugio, atención médica y servicios sociales, así como el derecho a ser protegido contra el maltrato, la negligencia, el abuso o la humillación». A pesar de estas promesas, los niños de diferentes orígenes de Sudáfrica nacen en desigualdad de oportunidades; algunos afectados por la pobreza, la mala salud y un difícil acceso a la educación.

A rasgos generales algo que debemos tener presente de Sudáfrica es su cultura, La República de Sudáfrica es un país ubicado en Àfrica del Sur y tiene una población de 60 millones de personas. Sudáfrica es un país en desarrollo con la tercera economía más grande de África. Las desigualdades que existen dentro de este país multicultural y multiétnico provienen de la era del apartheid, impuesto en 1948 por el Partido Nacional, que lanzó la segregación racial oficial entre blancos y negros.

Los activistas del antiapartheid lucharon para derogar estas leyes discriminatorias a mediados de la década de 1980 y, en abril de 1994, los sudafricanos tuvieron las primeras elecciones democráticas, en las que votaron por mayoría por el primer presidente negro del país, Nelson Mandela. Durante su mandato, Mandela prestó mucha atención a los niños y presionó para que sus ciudadanos se acercaran a la infancia para apoyar su crecimiento en medio del dolor y del sufrimiento. Pero a pesar de sus metas y objetivos, los derechos de los niños en Sudáfrica siguen desatendidos.

Después del apartheid, Sudáfrica realizó cambios significativos en el sector sanitario y brindó ayuda a poblaciones a las que anteriormente se les había negado el acceso a los cuidados. Hoy en día, el acceso sigue siendo precario y «miles de niños mueren por enfermedades tratables y evitables. La mortalidad de recién nacidos es alta. Las condiciones que conducen a estas muertes (prematuridad, complicaciones del nacimiento e infecciones neonatales) son todas prevenibles y tratables. La malnutrición y la obesidad también influyen en la mortalidad infantil.

os niños también habitan viviendas inadecuadas y, a menudo, están menos urbanizados que los adultos, lo cual es un problema particularmente importante, ya que la vida rural no ofrece las mismas oportunidades que la vida urbana.

No es un secreto que algunos de los paises con menos acceso a ciertos recursos se encuentran en Africa, esto es importante tenerlo en cuenta no solo para ver de que manera podemos nosotros ayudar, sino tener presente lo afortunados que somos de tener lo que recursos a los que podemos acceder en la actualidad.

Photo by Julie Holmes on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s