Pautas de crianza en el Tibet

Tíbet fue ocupado por China en 1950 y desde entonces los seis millones de tibetanos que hoy viven en la llamada Región Autónoma de Tïbet  se hallan bajo las normas impuestas por el Gobierno de Pekín a través de una autoridad regional. En 2010, se introdujo la educación bilingüe en las zonas minoritarias de China, por razones de competitividad: sería mejor para los alumnos aprender dos idiomas, el suyo local, en este caso el tibetano estándar que además es idioma oficial en la región, y el chino estándar, para abrirse puertas en el mundo laboral el día de mañana.

Se sabe que la gente de Tíbet se distingue por su paciencia, sabiduría y visión única en todas las esferas de la vida humana. De la misma manera, en el tema de la crianza de los hijos existe una «visión tibetana» especial que ayuda a formar una persona independiente y autosuficiente, que tomará decisiones correctas y tratará a sus padres con respeto.

De los 0 a los 5 años, de acuerdo con el sistema tibetano de educación, durante este período el niño debe ser tratado «como un rey». No puedes prohibirle nada, y mucho menos castigarlo. A esta edad, un niño es curioso, activo, quiere aprender y explorar el mundo. Pero todavía no sabe cómo aprovechar su experiencia y usar un razonamiento lógico. Por lo tanto, si hace algo incorrecto o peligroso, debes mostrar que estás aterrorizado y cambiar su atención a otra cosa. Las emociones son un lenguaje que los niños entienden bien en este período.

De los 5 a los 10 años, durante este período, se aconseja tratar al niño «como esclavo», pero, por supuesto, sin crueldad. En este momento, el intelecto y el pensamiento lógico se desarrollan muy activamente y se establece la base de su futura personalidad. Es importante dar varias tareas al niño, controlar cómo se realizan y enseñarle a estar preparado para las consecuencias derivadas de su incumplimiento. Entonces, el niño debe aprender a ser responsable de sus acciones, enfocarse en cosas positivas y evitar las negativas. En este momento, absorbe el conocimiento más rápido que nunca. Es una etapa de aprendizaje grande para los niños ya que empiezan a inculcar diferentes practicas y elementos de su cultura.

De los 10 a 15 años,  es importante tratar al niño «como a un igual». Sabes que tienes más experiencia y conocimiento de la vida, pero es clave que el niño declare su filosofía de vida y muestre la fuerza de su opinión. Así que ayúdalo en esto: pregunta, pídele sus opiniones, incentiva su independencia. Es importante aconsejar y no ordenar o prohibir, porque a esta edad se desarrolla su independencia de pensamiento, hechos y acciones.

De los 15 en adelante se considera al niño como un adulto en la sociedad, listo para independizarse y defenderse el solo. En este momento, la personalidad del niño ya se ha formado. Ahora es importante tratarlo con respeto y dar consejos, pero no educar. Y cosecharás los frutos de tu trabajo, ya que verás que tu hijo se ha convertido en una persona autosuficiente, valiosa y respetuosa hacia él mismo, sus padres y todos los que lo rodean.

Photo by Julia Volk on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s