Pautas de crianza en Estados Unidos

Por mucho que creamos estar informados sobre la paternidad, la manera en que criamos a nuestros retoños tiene mucho de atávico. A nadie le sorprende que la crianza varíe en cada cultura, pero resulta cuanto menos curioso hasta qué punto difiere en países que, en términos sociales y económicos, son muy parecidos. Toda sociedad tiene unas creencias sobre la manera correcta de educar a los hijos que configuran lo que se llama etnoteorías parentales. Este conjunto de creencias, que se trasmiten de padres a hijos, son mucho más poderosas de lo que pensamos. Por mucho que nos creamos originales, estamos educando a nuestros hijos siguiendo una convicción social.

Los padres estadounidenses hablan de sus hijos siempre como inteligentes e incluso “cognitivamente avanzados”. Algunos los clasifican como “rebeldes”, una característica que se ve como positiva en la niñez. Como los padres americanos creen que la inteligencia es el atributo más importante, su educación se basa en buscar actividades que estimulen a los niños, tratando de que cada momento sea un reto educativo, algo que tiene pros y contras, en la medida en que el overparenting, la sobreprotección parental. Algo que se presenta mucho en Estados Unidos es la presencia de horarios infantiles, donde los niños tienen su día lleno de actividades a realizar no solo para mantenerlos ocupados, sino para mejorar sus habilidades y brindarles mejores oportunidades en un futuro. La protección y las leyes están a favor del cuidado de los niños, entre los cuales encontramos unas leyes como:

  • En los Estados Unidos, las leyes de crianza de los hijos establecen que los niños pequeños y los bebés no se pueden dejar en la casa sin la presencia de un adulto. En la mayoría de los estados, los niños mayores de 12 años pueden cuidar a sus hermanitos o hermanitas menores.
  • Puedes meterse en problemas con el gobierno si dejas solos a tus hijos en tu casa o apartamento.
  • Si trabajas y tienes niños pequeños, tendrás que pagar para que tus hijos asistan a una guardería o tengan una niñera. El gobierno hace chequeos de las guarderías para asegurarse de que cuiden bien de tus hijos.
  • Si no tienes suficiente dinero para pagar una niñera o guardería, es posible que puedas hacer un «intercambio» con otra familia. En ciertos días, podrías cuidar los hijos de una familia y en otros, esa familia podría cuidar de los tuyos. Podrías encontrar a una madre o padre de familia en tu comunidad que pueda cuidar de tus hijos.
  • El programa nacional HeadStart ofrece el cuidado de niños y la educación preescolar a familias de bajos recursos.

En Estados Unidos, muchos padres y maestros les dejan saber a los niños cuándo han hecho algo bien. Si les dejas saber a tus hijos qué estás satisfecho/a con ellos, esto les ayudará a tener una buena relación. Podríamos decir que este es un rasgo general para todas las culturas, pero no en todas se le tienen el mismo nivel de respeto y cuidado a los niños.

Photo by Sharefaith on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s