La concentración de nuestros hijos

Cuando somos pequeños, el mundo que nos rodea presenta novedades todos los días, ya sea desde nuevas palabras, colores o sonidos. Es por esto que la concentración y la atención de los niños se desvía tan fácilmente, esto es algo que debemos entrenar para que nuestros hijos no vean perjudicada su atención en un futuro. Todos los estímulos que le rodean a los niños pueden ser positivos o negativos, ya que el alto número de demandas e información nueva que les rodea cada día puede llevarles a una dispersión en su atención, lo que supondrá una falta de concentración en los niños y una posibilidad de aparición de síntomas de estrés.

Ahora para los padres puede ser más difícil cautivar la atención de sus hijos, ya que vivimos en una época llena de tecnología, un mundo en el que los niños se introducen y son cautivados por la novedad. Para los padres es mas difícil llamar la atención con actividades y estímulos que para ellos son neutros y poco llamativos. No todas las tareas y actividades son divertidas o atractivas, por lo que no es funcional esperar a que la actividad le guste a tu hijo sino que es mucho más eficaz aprender los recursos internos que le posibiliten una eficacia en la atención y un adecuado proceso de aprendizaje. Por ello, consideramos importante que, desde casa, tus hijos puedan aprender diferentes herramientas y consejos prácticos para mejorar su atención y concentración.

Elementos para mejorar la atención y concentración de los hijos:

  1. Evitar las distracciones y mantener el espacio limpio y ordenado. Para ello, en la habitación de estudio que se designe para los hijos,  han de haber las menores distracciones posibles. Evitar los videojuegos, celulares o computadores. Cuidar estos tres factores, le ayudarán a redirigir su atención hacia lo importante en ese momento.
  2. No realizar periodos de tiempo excesivamente largos en las tareas que requieran de la atención y la concentración del niño. Sabemos que esto es perjudicial porque la atención empieza a decaer alrededor de los 50 minutos o menos según la edad del niño. Así, puede realizar cambios en la tarea que le ayuden a reiniciar la atención o hacer una pequeña pausa para respirar en silencio.
  3. Buen descanso. Es importante descansar y dormir bien para poder rendir mejor durante las actividades del día. Así, conviene realizar las tareas más difíciles o las que mayor atención requieran cuando esté más descansado, puesto que el cansancio no es un buen aliado para una atención saludable.

Algunas actividades o ejercicios para mejorar la atención de nuestros hijos, son actividades Montessori de las que ya hemos hablado en el blog, los invitamos a que los apliquen para mejorar el desempeño de nuestros hijos.

Capacidad-de-atención-en-niños-pequeños-700x466

Un comentario sobre “La concentración de nuestros hijos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s