Primer día de escuela

Cuando se es pequeño pueden existir dos posibilidades, estar animados con la idea de ir a la escuela porque son niños independientes, autónomos y no hay dificultad de estar separados de los padres por un momento o simplemente la idea no es agradable porque se quiere estar con mamá y papá cada momento del día, se quiere estar en una zona de confort y no se quiere a nadie más en el cuidado. El primer día de colegio es un gran reto para los niños, tanto para los que han ido a la guardería como para los que se separan por primera vez del seno familiar.

Cuando el niño llega a su clase, los demás niños le interesan y le atraen, pero la colectividad también le asusta. En medio de ese espacio grande y desconocido que es el colegio, el patio de recreo, el comedor, y ante todas esas caras que no ha visto nunca, siente miedo de -diluirse-, de perder su individualidad. En mi caso uno de mis temores mas grandes en el colegio era coger un transporte y tal vez perderme o terminar en la casa de otra persona sin saber como contactar a mis padres, claramente el colegio fue cuidadoso y ahora sé que esto nunca hubiera pasado pero igual mi mente se imaginaba de todo lo que me pudiera pasar,  a mi por lo general me recogía un bus diferente del que me despachaba del colegio, les cuento que  por mas pequeña que fuera iba a la recepción del Colegio siempre a que me dijeran y me repitieran el número de la ruta porque mi angustia en ocasiones me ganaba. Y sé que como me pasó a mí, le pasa a muchos niños.

Pero, a pesar de todas estas precauciones, no hay primer día de clase sin llantos, en mi caso con la vergüenza del mundo les cuento que mordí y pegué a mas de 4 profesoras que solo trataban de calmarme e inclusive una vez me encerré en el carro de mi papá con las llaves cuando quería dejarme en el colegio y yo no quería.  Soy muy consciente que este es un momento doloroso para algunos niños y para algunas madres. Mi mamá como estrategia me enviaba en el bolso un objeto, juguete o peluche que me recordara la casa, es una buena estrategia hacer uso del objeto transicional, el niño lo guardará en el bolsillo y podrá tocarlo durante todo el día, esto le permitirá sentirse seguro y a salvo.

Brindarle apoyo a nuestros hijos en esta etapa y con esta nueva experiencia es fundamental con comprensión y amor, ya que no es fácil conocer nuevas personas, hacer nuevos amigos y en especial cuando uno es el nuevo y ya todos se conocen. Pongámonos en los zapatos de nuestros hijos y recordemos todo lo que nosotros como niños pasamos. Recuerda apoyarlo y que este lugar se convierta en un sitio divertido lleno de aprendizajes y bellas experiencias.

young-children-need-to-learn-gender-identity-1280x960-1024x576-1566481802.jpg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s