Pautas de crianza en India

La India es una nación primordialmente hindú con grandes minorías de sijs y de musulmanes. Tienen más de 375 millones de niños en la India, lo que conforma el número más alto comparándolo con cualquier otro país del mundo. De acuerdo a InfoChange, una organización sin fines de lucro que se concentra en un desarrollo sustentable y la justicia social en las zonas del sudeste asiático, el 36 % de la población está por debajo de la línea de pobreza, y de este 36%, el 76% esta conformado por mujeres y niños. Las condiciones socio-económicas como las creencias hindúes juegan una parte importante en las prácticas de crianza de los niños de India. Los hindúes creen que los niños son capaces de aprender desde una muy temprana edad y que se los debe guiar. La obediencia a la autoridad, la pasividad y la interdependencia son coductas altamente apreciadas. A la infancia se la ve como un período sensible en el que los niños son moldeables. Por lo tanto, el ambiente, especialmente los padres, se cree que juegan un papel importante en el desarrollo del niño.

Las madres hindúes disfrutan mucho del contacto físico con sus bebés. Generalmente los llevan muy cerca de ellas y los amamantan. Muchas madres hindúes masajean a sus bebés diariamente con aceite o ghee. Otra de las características de la relación bebés-mamás hindúes es que duermen con ellos durante los primeros años de sus vidas.

La disciplina es generalmente estricta y a los niños se les enseña a obedecer a sus padres. Las madres son las que disciplinan. Los retos, los gritos, los chirlos y las palizas se consideran apropiados y necesarios para sociabilizar a los niños. Algunas madres creen que las palizas deberían ser usadas como forma de castigar las ofensas severas. Un estudio publicado en el Journal of Pediatric Psychology mostró que el castigo físico se usa más en India que en los Estados Unidos.

Las familias hindúes muestran preferencia por los niños sobre las niñas. A una niña se la ve como un gasto de dinero en una familia. Además de pagar por sus gastos de vida, la familia de la niña debe pagar por su boda y, a veces, por la dote, pero, una vez que se casa todo lo que ella gane irá a su nueva familia. Como consecuencia, generalmente al niño se lo alimentará mejor y su enseñanza y cuidado de su salud serán mejores. La privación que sufren las niñas, por no recibir el amamantamiento, el alimento y el cuidado de salud adecuados las lleva a la malnutrición y la muerte.

Photo by NEOSiAM 2021 on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s