¿Qué es la disforia de género?

La disforia de género es la sensación de incomodidad o angustia que pueden sentir las personas cuya identidad de género difiere del sexo asignado al nacer o de las características físicas relacionadas con el sexo. Las personas transgénero y no conformes con su género pueden experimentar disforia de género en algún momento de sus vidas. Pero no todas las personas se sienten afectadas. Algunas personas transgénero y no conformes con su género se sienten a gusto con sus cuerpos, ya sea con intervención médica o sin ella. La disforia suele ser parte de lo que impulsa a las personas a realizar una transición social o médica; a sentirse más a gusto en su propio cuerpo. (Debemos tener en cuenta que no le ocurre a todas las personas que se identifiquen con un sexo diferente).

La disforia de género es un término que describe la sensación de malestar que puede tener una persona debido a la falta de correspondencia entre su identidad de género y el género que se le asignó al nacer. Esta sensación de malestar o insatisfacción puede ser tan intensa que puede conducir a la depresión y la ansiedad y tener un impacto perjudicial en la vida diaria. Pero, ¿por qué sucede? Esto es netamente por un tema de las expectativas sociales. Socialmente se nos ha impuesto cómo se supone que deberían ser los hombres y las mujeres y qué cuerpo tienen que tener; entonces hay personas trans que producto de las expectativas que se tienen en relación con cada género caen en esto. La disforia de género sucede en gran parte por el contexto social en que vivimos. Si no viviéramos en una sociedad en que se imponen reglas y normas sociales hacia los hombres y las mujeres, podría incluso pensar que cada persona podría vivir su identidad.

Aunque podemos conceptualizar la disforia de género y la dismorfia corporal como dos cosas diferentes, a menudo no son mutuamente excluyentes: las personas trans y no binarias pueden experimentar ambas simultáneamente pues están interconectadas. Alguien puede tener una disforia de género y además tener como síntoma una dismorfia corporal. Mientras que los sentimientos de incomodidad en el propio cuerpo tienen que ver con el género, las personas trans y no binarias a menudo se enfrentan simultáneamente a la angustia por su tamaño y su forma y el control. Aunque la dismorfia corporal y la disforia de género se informan mutuamente, no se causan la una a la otra.

Algunas características o formas de identificar la disforia de género son:

  • Una marcada diferencia entre tu identidad de género interna y las características sexuales primarias o secundarias, o las características sexuales secundarias anticipadas en adolescentes jóvenes
  • Un gran deseo de deshacerte de las características sexuales primarias o secundarias debido a una marcada diferencia con tu identidad de género interna, o un deseo de prevenir el desarrollo de características sexuales secundarias anticipadas en adolescentes jóvenes
  • Un gran deseo por las características sexuales primarias o secundarias del otro género
  • Un gran deseo de ser del otro género o de un género alternativo diferente del género asignado
  • Un gran deseo de ser tratado como el otro género o un género alternativo diferente del género asignado
  • Una firme convicción de que tienes sentimientos y reacciones típicas del otro género o de un género alternativo diferente del género asignado
Photo by Laker on Pexels.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s