La concentración de nuestros hijos

Cuando somos pequeños, el mundo que nos rodea presenta novedades todos los días, ya sea desde nuevas palabras, colores o sonidos. Es por esto que la concentración y la atención de los niños se desvía tan fácilmente, esto es algo que debemos entrenar para que nuestros hijos no vean perjudicada su atención en un futuro. Todos los estímulos que le rodean a los niños pueden ser positivos o negativos, ya que el alto número de demandas e información nueva que les rodea cada día puede llevarles a una dispersión en su atención, lo que supondrá una falta de concentración en los niños y una posibilidad de aparición de síntomas de estrés. Sigue leyendo “La concentración de nuestros hijos”